Asthma,Attack,Or,Copd,Concept.,Female,Patient,In,White,T-shirt

Información sobre inhaladores presurizados con propelentes hidrofluorocarbonados (HFC) y cómo reducir su huella de carbono

Inicio > La AEMPS > Información y atención a la ciudadanía > Preguntas y respuestas frecuentes > Preguntas y respuestas de medicamentos de uso humano > Información sobre inhaladores presurizados con propelentes hidrofluorocarbonados (HFC) y cómo reducir su huella de carbono

Los propelentes hidrofluorocarbonados (HFC) que contienen los actuales inhaladores de cartucho presurizado (pMDI) contribuyen al calentamiento global como gases de efecto invernadero. En nuestro país, alrededor del 52% de los inhaladores utilizados son pMDI, con una media anual de 15 millones de unidades vendidas, lo que se traduce en la emisión de aproximadamente 400.000 toneladas equivalentes de CO2 anuales.

Estos medicamentos se utilizan para el tratamiento de enfermedades respiratorias, fundamentalmente asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

En este momento ya se están investigando nuevos propelentes menos contaminantes que podrían producir hasta un 90% menos de huella de carbono. Hasta entonces, cabe la posibilidad de utilizar dispositivos inhaladores de polvo seco o de nebulización en nuevos pacientes mayores de 6 años o con flujo inspiratorio > 30 l/min (Guía GEMA 5.2 ), siempre que estos inhaladores se consideren clínicamente adecuados por sus médicos.

Sin embargo, el cambio de inhalador, por motivos no clínicos, en pacientes ya tratados y bien controlados con sus inhaladores pMDI podría suponer un riesgo de deterioro de la enfermedad y/o promover una baja adhesión terapéutica (incluyendo una mala técnica de inhalación con el nuevo dispositivo) (Guía GEMA 5.2). Por eso, es importante recordar que los inhaladores son medicamentos no sustituibles sin la autorización expresa del médico prescriptor. Por lo tanto, éstos son los únicos que pueden decidir sobre el cambio de dispositivo de manera individualizada y consensuada con el paciente

En esta página podrás encontrar respuestas a preguntas frecuentes relacionadas con este tipo de inhaladores y como puedes contribuir a reducir la huella de carbono sin poner en riesgo tu salud, además están glosadas todas las iniciativas de las diferentes sociedades científicas para contribuir a un buen uso de estos medicamentos.

Respuestas a preguntas frecuentes

Los propelentes hidrofluorocarbonados (HFC) de los medicamentos inhaladores en cartucho presurizado (pMDI) contribuyen al calentamiento global como gases de efecto invernadero.

Aunque se trata de una contribución pequeña en términos relativos respecto al total de emisiones (1% del total), en términos absolutos equivale aproximadamente a la contaminación que emiten 400.000 coches durante un año.

El objetivo es reducir las emisiones de manera paulatina durante los próximos años sin poner en riesgo la eficacia y la seguridad de estos medicamentos en el tratamiento de todos y cada uno de los pacientes que los necesitan.

Todos los inhaladores presurizados tienen incluidos en su nombre la frase “suspensión o solución para inhalación en envase a presión”. Puede consultar fácilmente el listado completo de inhaladores presurizados comercializados en el buscador del Centro de Información de Medicamentos de la AEMPS (CIMA) y tecleando “envase a presión” en el buscador.

La AEMPS se adhiere a las recomendaciones de las sociedades científicas representadas en la guía española del manejo del asma (GEMA 5.2):

  • Se están investigando nuevos propelentes menos contaminantes, que estarán disponibles durante los próximos años.
  • Hasta que éstos no estén disponibles, podría ser preferible el uso de dispositivos de polvo seco o nebulización en nuevos pacientes > 6 años o con flujo inspiratorio > 30 l/min, siempre que el médico responsable considere que es el tipo de dispositivo para inhalación más adecuado para el paciente.
  • El cambio de inhalador, por motivos no clínicos, en pacientes bien controlados con sus inhaladores pMDI podría suponer un riesgo de deterioro de la enfermedad y/o promover una baja adhesión terapéutica (incluyendo una técnica de inhalación deficiente con el nuevo dispositivo).

Asimismo, la AEMPS se adhiere a todas las iniciativas de las Sociedades Científicas para promover el buen uso de los inhaladores que puedes consultar en esta misma página

Bajo ningún concepto. Una de las misiones de la AEMPS es velar porque exista disponibilidad de medicamentos para los pacientes que los necesitan. Los inhaladores presurizados son imprescindibles en el manejo de las enfermedades respiratorias, en particular en pacientes que no son capaces de inspirar con fuerza (bajo flujo inspiratorio) o en niños. Lo que se va a hacer es reformularlos con nuevos propelentes más ecosostenibles con mucha menor huella de carbono, pero llevará unos años que las compañías farmacéuticas los desarrollen y que estén disponibles en el mercado.

Los inhaladores son medicamentos no sustituibles. Nadie, salvo el médico prescriptor, le puede sustituir su inhalador por otro.

De ninguna manera. Usted está utilizando esta medicación porque es necesaria para el control de su enfermedad. La salud es lo más importante y bajo ningún concepto debería suspender la medicación por su cuenta. Además, se trata de una situación transitoria hasta que se puedan reformular estos inhaladores presurizados con propelentes más ecosostenibles durante los próximos años. Consulte con su médico si tiene dudas.

En primer lugar, es muy importante que todos los dispositivos inhaladores, una vez consumidos, se depositen en el punto SIGRE de la farmacia. Un estudio reciente indica que menos de la mitad de los inhaladores se depositan por los pacientes en el punto SIGRE. Es una recomendación que ya figura en todos los prospectos de los medicamentos pero que a veces se olvida. Consulte a su farmacéutico si tiene dudas.

En segundo lugar, es muy importante aplicar una buena técnica de inhalación, para asegurar una llegada adecuada del fármaco al pulmón. Con esto se minimiza el riesgo de falta de eficacia y de la necesidad de usar medicaciones de rescate (para alivio rápido de la falta de aire), que en su mayoría corresponden a inhaladores presurizados. En todos los prospectos de los medicamentos figura un resumen sobre cómo administrar el medicamento. En el Centro de Información Online de Medicamentos de la AEMPS (CIMA) también se pueden consultar videos explicativos de la técnica de inhalación para algunos de los inhaladores más recientemente autorizados. Finalmente, también puede consultar con su médico o farmacéutico si tiene dudas sobre cómo mejorar su técnica de inhalación.

En tercer lugar, también es muy importante que consulte con su médico si usted es asmático y necesita utilizar estas medicaciones de rescate 3 o más veces al mes, o si tiene enfermedad pulmonar obstructiva crónica (enfisema o bronquitis crónica) y necesita utilizar un inhalador de rescate 3 o más veces a la semana, ya que esto puede indicar un mal control de su enfermedad y podría necesitar un ajuste de su medicación de base. Esto ayudaría a reducir el sobreuso de estas medicaciones de rescate que en su mayoría corresponden a inhaladores presurizados que contienen propelentes poco ecosostenibles.

Iniciativas para el correcto uso de inhaladores y la reducción huella de carbono

Las diferentes sociedades científicas desarrollan desde hace varios años diferentes iniciativas para que todos los pacientes usen correctamente estos inhaladores y también para que, primando siempre su salud, contribuyan con pequeños gestos y acciones cotidianas a la reducción de la huella de carbono.

La AEMPS apoya estas iniciativas para cuidar la salud de toda la ciudadanía y ayudar al cuidado del medio ambiente.

    SEPAR
  • Inhalando sonrisas, algo más sobre inhaladores: libro que refleja las carencias sobre el uso de la técnica de inhalación y el nivel de educación sanitaria de los pacientes. Recoge varios casos reales que demuestran un uso inapropiado de los inhaladores, así como información general de los inhaladores (historia, dispositivos, uso correcto, etc.).

  • Convivir con la EPOC: libro que busca aportar respuestas prácticas y concretas a los interrogantes que puedan tener tanto el enfermo de EPOC como sus familiares. Aporta información actualizada sobre temas relacionados con esta enfermedad y consejos para convivir con ella.

  • Controlando el Asma: guía práctica para el paciente y una herramienta de trabajo para la educación. Aporta información práctica sobre temas relacionados con su enfermedad, así como consejos prácticos para las personas y cuidadores que deben convivir con el ASMA.

  • Controlando la EPOC: guía práctica para el paciente y una herramienta de trabajo para la educación. Aporta información práctica sobre temas relacionados con su enfermedad. Información y consejos prácticos para las personas y cuidadores que deben convivir con la EPOC.

  • Guía SEPAR de las terapias respiratorias domiciliarias, 2020 Aerosolterapia: con el fin de mejorar la eficiencia en el uso de la terapia nebulizada, se hacen recomendaciones para pacientes y prescriptores, insistiendo en que el control clínico y el seguimiento terapéutico de estos pacientes se debe llevar a cabo por los especialistas prescriptores. Se revisan las indicaciones, el uso correcto, los tipos y cuidados de los equipos y la suspensión de la terapia cuando ya no sea necesaria.

  • Utilización de fármacos inhalados. Normativa SEPAR nº 22: El objetivo del documento es hacer más fácil al paciente el uso de los diferentes dispositivos de inhalación, ya que existen muchos defectos en su correcta utilización.

  • Campaña “Dale un respiro al planeta”: más de 200 centros de salud de España participan en la campaña “Dale un respiro al planeta” lanzada por SEPAR y SIGRE para concienciar a los pacientes y sus familiares de la necesidad de colaborar en el correcto reciclaje de los inhaladores a través del Punto SIGRE de la farmacia. Este tipo de dispositivos, además de contener plástico, cartón y aluminio que deben ser reciclados, también pueden contener gas y restos de medicación que requieren de un tratamiento específico para no dañar el medio ambiente y contribuir a frenar el cambio climático.

  • Documento “año SEPAR por la calidad del aire”: Papel de la SEPAR a favor del cambio climático.

    SEFAC
  • Herramienta de SobreUso de SABA: la evidencia actual sugiere que el sobreuso de SABAs (agonistas ß2 de corta duración) no solo podría ser uno de los responsables directos de los altos porcentajes de asma no controlado, sino también de la mortalidad causada por el asma. Por conocimientos y cercanía al paciente, los farmacéuticos comunitarios pueden ayudar a otros profesionales sanitarios a identificar pacientes asmáticos mal controlados o en riesgo de estarlo por este motivo, ofreciéndoles educación sanitaria y derivándolos a la consulta médica en los casos que sea necesario. Para facilitar esta tarea, la plataforma de gestión integral de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales de SEFAC, SEFAC e_XPERT, incluye desde ahora una nueva herramienta de evaluación del uso de SABA, que estará disponible en el módulo Exprés de SEFAC e_XPERT y es gratuita para socios de SEFAC.

  • Proyecto Alianza contra el ASMA: es un proyecto dirigido a los médicos y farmaceúticos que quieran mejorar el pronóstico de los pacientes asmáticos. Consta de: 1) Informe de derivación: Se deber realizar el Informe de derivación del farmacéutico hacia el médico de AP en cuanto se identifica a un paciente con sobreuso de SABA o que no está bien controlado, y 2) Formación online, mediante el curso de atención al paciente asmático disponible en Campus SEFAC.

  • El Farmacéutico que necesitas: proyectos donde el farmacéutico puede prestar servicios como la cesación tabáquica o la prevención y el cribado de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

  • Programa CESAR: programa de capacitación de SEFAC que ofrece a los farmacéuticos comunitarios una formación integral en cesación tabáquica, cuenta con tres fases teórico, práctica y clínica, que el alumno debe ir superando; y con una recapacitación periódica, para asegurar una actualización continua.

    SEMERGEN
  • Proyecto AIRE: Menos de la mitad de los encuestados desecha sus dispositivos en el punto SIGRE de la farmacia, siendo una mayoría quienes lo hacen en los distintos contenedores de residuos. Más de dos terceras partes de los encuestados refiere no haber sido nunca informado sobre el lugar adecuado de retirada del inhalador.
SEAIC

La SEAIC ha publicado una serie de videos demostrativos que ayudan a educar en el uso de dispositivos de uso común en Alergia y Asma Bronquial (inhaladores, autoinyectores de adrenalina, etc.).