AntibioticResistanceSymbol2

Nace el primer símbolo global para concienciar a la ciudadanía sobre el problema de la resistencia a los antibióticos

Inicio > Acciones informativas > Notas informativas > Nace el primer símbolo global para concienciar a la ciudadanía sobre el problema de la resistencia a los antibióticos
Fecha de publicación: 12 de noviembre de 2020

Categoría: la AEMPS
Referencia: AEMPS, 28/2020

  • El símbolo de la resistencia a los antibióticos ha sido seleccionado mediante un concurso de diseño gráfico convocado por la Acción Conjunta Europea sobre Resistencia a los Antimicrobianos e Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria (EU-JAMRAI)
  • Este emblema pretende visibilizar las graves repercusiones de la pérdida de efectividad de los antibióticos en seres humanos y animales, una amenaza para la salud pública responsable de unas 33.000 muertes anuales en la Unión Europea
  • La AEMPS anima a la ciudadanía a unirse a la campaña en redes sociales confeccionando su propio símbolo y compartiendo sus fotos y vídeos

La resistencia creciente de las bacterias a los antibióticos constituye una seria amenaza para salud pública. Es responsable de unas 33.000 muertes anuales en la Unión Europea, cifra que podría llegar a 10 millones en todo el mundo en 2050 si no se toman medidas. Sin embargo, no existe aún una percepción colectiva del verdadero alcance de este problema ni de sus implicaciones ante crisis sanitarias como la de la COVID-19.

Con el objetivo de concienciar a la sociedad, la Acción Conjunta Europea sobre Resistencia a los Antimicrobianos e Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria (EU-JAMRAI, por sus siglas en inglés) ha lanzado el primer símbolo global que representa la lucha contra la resistencia a los antibióticos. Nace con vocación de convertirse en un objeto tan emblemático como el lazo rojo del SIDA, que contribuya a visibilizar entre la ciudadanía las graves repercusiones de la pérdida de efectividad de los antibióticos.

El símbolo de la resistencia a los antibióticos ha sido seleccionado entre las más de 600 candidaturas de 44 países recibidas para el concurso de diseño gráfico convocado en noviembre de 2019 por EU-JAMRAI. El certamen invitaba a participantes de todo el mundo a enviar sus propuestas bajo tres premisas: que fuera un objeto tangible, que cualquiera pudiera confeccionar fácilmente con materiales sencillos en cualquier parte del mundo y que se pudiera llevar enganchado a la ropa, a modo de pin o broche. La convocatoria alcanzó a 600.000 personas en redes sociales.

El ganador ha sido David Ljungberg (Suecia), diseñador de producto y director de arte que trabaja en los campos de tecnologías médicas, energía y economía circular. Con diversos galardones en el ámbito de la publicidad, actualmente está especializado en diseños que salven la brecha de comunicación entre la ciencia y el público generalista.

El jurado estaba formado por miembros de organizaciones involucradas en la investigación contra la resistencia antimicrobiana, como el ECDC (Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades) o la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Valoraron especialmente la candidatura de Ljungberg en cuatro aspectos: “Transmitir el mensaje de la resistencia a los antibióticos”; “Concepto universal fácil de comprender”; “Estético y positivo”; e “Inspirador”.

El emblema consiste en dos icónicas cápsulas blancas y rojas en forma de aspa o cruz, fácilmente reconocibles como medicamentos, que se forman al ensamblar un corazón rojo y otro blanco. En palabras de su diseñador: «En lugar de usar conceptos científicos, quería que el símbolo representase algo que el público en general pudiera entender. Los distintos elementos transmiten un mensaje para unirse contra este problema, manteniendo una forma simple a la vez que poderosa».

El lanzamiento oficial del símbolo de la resistencia a los antibióticos estará apoyado por una campaña digital en las redes sociales de EU-JAMRAI con el tema “Conviértete en agente del cambio: fabrica tu símbolo, llévalo con orgullo y difunde la concienciación sobre la resistencia antimicrobiana”. El objetivo es alcanzar a toda la sociedad y transmitir el mensaje de que cualquiera puede contribuir a frenar esta amenaza con un consumo adecuado de los antibióticos. Por eso, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) anima a la ciudadanía a confeccionar su propio símbolo y a compartir sus fotografías y vídeos mencionando a @EUJamrai en Twitter, Facebook e Instagram, con los hashtags: #AntibioticResistanceSymbol #AMR #KeepAntibioticsWorking

Los materiales (plantillas, instrucciones e imágenes para redes sociales) están disponibles para su descarga en la web de EU-JAMRAI: https://eu-jamrai.eu/antibiotic-resistance-symbol

Esta campaña se lanza coincidiendo con el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos (18 de noviembre) y la Semana Mundial de Concienciación sobre el uso de Antimicrobianos (del 18 al 24 de noviembre).

En busca de un cambio de comportamiento

La Acción Conjunta Europea sobre Resistencia a los Antimicrobianos e Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria (EU-JAMRAI) agrupa a miembros de la Comisión Europea, responsables políticos y organizaciones de 28 países europeos. Este proyecto está financiado por la Unión Europea y coordinado por Francia a través de su Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (INSERM).

EU-JAMRAI fue creada en septiembre de 2017 con el objetivo de aunar los esfuerzos de los Estados miembros participantes, organizaciones internacionales e instituciones académicas para luchar contra la resistencia a los antimicrobianos y las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria a través de iniciativas ya existentes y la propuesta de nuevas acciones.

España lidera las áreas de trabajo de ‘Diseminación’, ‘Comunicación’ y ‘Uso prudente de los antibióticos’ a través del equipo del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN). Esta estrategia está coordinada por la AEMPS, adscrita al Ministerio de Sanidad, y cuenta con la participación de ocho ministerios y las comunidades autónomas.

Esta colaboración pretende impulsar un cambio de comportamiento a nivel individual y comunitario en relación con el uso prudente de los antibióticos. También abordar esta cuestión desde el enfoque “One Health” o de “una única salud”, que tiene en cuenta la prevención y el control en la salud humana, la sanidad animal y el medioambiente.